Estamos fuera

Esta web utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitio y ofrecerle un servicio mejor

Si continua navegando está aceptando implícitamente nuestra política de cookies

aceptar

Categorías

¡Lo más vendido!

¿Cómo elegir la bombilla LED adecuada?

¿Cómo elegir la bombilla LED adecuada?

Dependiendo de la necesidad y el diseño lumínico que tengamos pensado, elegiremos nuestra bombilla LED. Para hacerlo correctamente, hemos de tener en cuenta algunas cosas, porque su elección no es igual a la de las bombillas tradicionales. Aquí hay que tener en cuenta la potencia en lúmenes reales, el ángulo de apertura de la luz y la instalación que tengamos.

Los lúmenes son la cantidad de luz que genera una bombilla. A pesar de que los fabricantes no se ponen de acuerdo en sus criterios, podemos establecer que un LED genera por sí solo entre 60 y 90 lúmenes. Así, podemos ver que 70 es un valor medio en la mayoría de bombillas del mercado, por lo que una bombilla LED de 12W nos ofrece una potencia lumínica de 840lm, que sería el equivalente a la luz generada por una bombilla tradicional de 60W. Nos ahorramos 48W por cada bombilla incandescente que cambiamos por LED.

Por otra parte, tenemos que tener en cuenta el ángulo de apertura. Si compramos bombillas LED con un ángulo de apertura de 40º, tendremos luz focalizada perfecta para iluminar puntos a destacar como vitrinas o cuadros. Si buscamos una iluminación general, tenemos que buscar bombillas que tengan un ángulo de 120º y usar más de una si la sala es grande.

Llegamos a la temperatura de color, que se mide en grados Kelvin. Si estos están sobre los 3000, tendremos una luz blanca cálida, perfecta para habitaciones, salas de estar, etc.; si es de 4500K, tendremos luz blanca pura, indicada para baños, cocina u office y, si es de 4800K, obtendremos luz blanca fría, ideal para aquellas estancias más oscuras, como garajes o trasteros. Además, podemos usar dimmers para regular la intensidad y cantidad de luz que genera la bombilla para generar diferentes ambientes.

Finalmente, tenemos que tener en cuenta el tipo de instalación que tengamos e informarnos de qué partes podemos usar y cuáles sería mejor renovar. Así, también podremos saber qué transformadores de halógenas podemos reutilizar y cómo y, si ya teníamos dimmers, descubrir si son compatibles con las bombillas LED.

All comments